domingo, 6 de enero de 2013

REGALO DE REYES: LA SALVACIÓN DE HEVERON

UN PRESENTE REAL…
Cuando se estrenó la 5ª edición de Warhammer 40.000, diseñé esta campaña para mi grupo de amigos como, desde mi humilde opinión, debe ser una campaña: con hilo narrativo, beneficios para la partida final y diferentes modos de jugar (al estilo Milenio Siniestro). No he detallado todas las reglas y misiones porque no quiero cerrar la puerta a las ideas de nadie ni ser muy pesado, así que presento sólo su “esqueleto” inanimado. Prometo que “La Muerte Tenía un Pezio” que publicaremos más adelante será más detallada.
            La publico en el blog por si otro grupo quiere disputarla, adaptarla, inspirarse en ella o lo que le parezca, como particular Regalo de Reyes.
BIENVENIDOS A HEVERON
Durante la Era de la Exploración la humanidad llegó a Heveron atraída por la presencia de los Lagos de Ácido, muy útil para la aleación de materiales ultra -resistentes, pero altamente inestables.
Un destacamento del Adeptus Mechanicus se instaló en el planeta y organizó una serie de refinerías y plantas procesadoras que fabrican concentrado de ácido refinado para el uso industrial. Al profundizar las investigaciones se descubrieron en las montañas ruinas de antiguos colonos humanos, restos de arcanotecnología y plantillas de producción estándar.
Durante años los Adeptus explotaron los Lagos de Ácido y exploraron las antiquísimas ruinas sin ser molestados. El nivel de importancia del planeta alcanzó tales cotas que el Gran Fabricador de Marte solicitó ayuda a los Astartes para mantener su seguridad, y un capítulo de astartes de nueva fundación, llamado los Señores de la Bruma, instaló en el planeta una base secreta como estación de guardia y reclutamiento.
Durante los siguientes siglos las operaciones mineras multiplicaron su producción sustituyendo a los servidores lobotomizados por presos del cercano sistema penal de Urrian Penitens (P-Urrian para el Adeptus). Su producción de ácido se almacenaba en el planeta y cada 10 años una enorme nave de carga del Mechanicus llegaba y se llevaba la producción directamente a Marte para que su procedencia no fuera rastreada. Miles de esqueletos fundidos en el ácido narran la historia silenciosa de todos los presos que llegaron hasta Heveron para morir trabajando, pues tarde o temprano nadie puede escapar de “la Bruma”.
Un fenómeno curioso de este planeta y uno de los más letales es la llamada “Bruma” (que da nombre al capítulo astartes). Por toda la superficie de Heveron entorno a los lagos de ácido hay enormes bancos de bruma verde. Ésta bruma es tóxica y altera los sentidos, produciendo alucinaciones, delirios y convirtiendo a todo ser vivo en un potencial desecho en el ácido. La exposición a la bruma sin protección es letal, aunque una inhalación de una pequeña dosis suele ser utilizada por los reclusos para colocarse.

Núcleos de población y lugares de importancia de Heveron:
1. El campamento Mekanike donde habitan los reclusos.
2. El Yelmo, fortaleza secreta del Capítulo de los Señores de la Bruma.
3. La estación de comunicación Kappa-Mortis, en los territorios límites del Yelmo.
4. El inmenso complejo de plantas de procesamiento de ácido llamadas la Factoría.
5. Los yacimientos arcatecnológicos de los antiguos colonos.
6. Las Biocúpulas, estaciones de investigación de interacción de organismos con el ácido.
7. El espaciopuerto del Mechanicus llamado “La Puerta de Marte”.
8. Las defensas orbitales del norte. Instalaciones del Mechanicus para la defensa planetaria.

Fuerzas de Defensa permanentes en Heveron:

“Carceleros de Heveron”: Nombre no oficial de una unidad de Guardia Imperial compuesta por exconvictos militares. Como unidad de combate son patéticos, su material es antiguo y prácticamente carecen de una cadena de mando. Su función es mantener a raya a los prisioneros que trabajan en la Factoría y patrullar las Biocúpulas y Mekanike. Desconocen por completo la existencia de una base Astartes en el planeta y matan el tiempo pensando que harán cuando finalicen sus condenas en este agujero y sean trasladados a un planeta mejor.

Los Señores de la Bruma: Capítulo Astartes asociado con el Mechanicus. Disponen de muchos blindados y todo el poder de aquellos que “no conocerán el miedo”. Reclutan a sus nuevos adeptos entre las resistentes tribus nativas, restos de los antiguos colonos que perdidos en una edad oscura de la tecnología sobreviven entre los lagos de ácido en una sociedad cazadora/recolectora.

LA LLAMADA A LAS ARMAS
Pero todo Heveron se ve sacudido por las sirenas de alarma que llaman a la guerra. Una flota de orkoz invade el espacio sobre el planeta. Las defensas orbitales del Mechanicus iluminan el cielo de Heveron en un día sin fin, y aunque inflingen abundantes bajas, no pudieron impedir que los orcos aterrizaran varios pecios cargados de pieles verdes en los desiertos de la superficie del planeta.
Pero alguien en Heveron había previsto esta invasión. Agentes del Caos infiltrados entre los reclusos habían conseguido organizar una rebelión y sólo esperaban un momento de confusión para atacar. La llegada de los orkos fue la espoleta que activó la explosión de rebeldía. Los pelotones de Carceleros de Heveron fueron derrotados en la Factoría y en el campamento Mekanike, y parte de los guardias traicionaron a sus mandos, arrancaron sus emblemas y asesinaron a sus comisarios para unirse a los reclusos. La rebelión se extendió como la pólvora y en sólo tres días las fuerzas rebeldes (que ya ostentaban sin tapujos los emblemas del Caos) dominaban la Factoría, el campamento Mekanike y la Puerta de Marte.
Los Adeptos Mechanicus se prepararon para defender el yacimiento arcatecnológico o fueron acogidos en el Yelmo mientras los Señores de la Bruma se preparaban para mantener una guerra combatiendo en dos frentes. Seis días después del inicio de la rebelión, en la base de telecomunicaciones Kappa-Mortis, se detectaron dos transmisiones: la primera de ellas era una toma de contacto de los rebeldes con una flota del Caos surgida del Empíreo. Ésta estaba encabezada por la nave “Apóstol Negro”, una enorme ciudadela espacial repleta de tropas del Caos que viajaba lentamente para colocarse en posición de ataque sobre Heveron.
La segunda era una comunicación Astartes. La Fuerza de Combate Génesis, veterana de las Guerras Orkas de Mimonón perteneciente al capítulo de los Injuriadores, informaba que desembarcaría en la superficie para seguir combatiendo contra los xenos pieles verdes. El mensaje iba dirigido hacia las fuerzas leales, y al no mediar petición de permiso alguna hizo enfurecer a los mandos de los Señores de la Bruma, que lo consideraron una insolencia y una invasión de su territorio.

UNA GUERRA POR LIBRAR
BANDOS:
Orkos: Han llegado al planeta imbuidos del poder del Waaagh! Son tribus veteranas en la guerra, bien pertrechadas y decididas a asolar lo que encuentren. Desde el principio Heveron les encanta: hay enemigos a los que matar, lagos de ácido que hacer explotar y los “manitaz” han rastreado signos de aparatos de teleportación (que llaman “Llevalejoz”). Su prioridad es capturar las factorías para disponer de producción industrial y hacerse con la tecnología de teleportación.
Señores de la Bruma: Como principal fuerza de defensa deben esforzarse al máximo por su planeta. Disponen de blindados en abundancia y del crucero “Primogénito” en órbita para reforzar sus ataques. Tras lo sucedido con los reclusos han declarado objetivo militar a todos los humanos (incluyendo también a los Carceleros que permanecen leales). En cuanto a los Injuriadores, consideran una afrenta su intromisión e intentarán por todos los medios evitar que detecten su fortaleza secreta. Como prioridad tienen salvar los yacimientos arcatecnológicos y mantener el Yelmo intacto.
Las Fuerzas del Caos: Los rebeldes son una horda de humanos renegados con un equipo pobre y algunos blindados saqueados a sus antiguos “carceleros”. Son una marea enorme que avanza sin importar las bajas, bien sea por su fe en los dioses oscuros o por la inhalación de gases. El verdadero peligro de estos renegados es que son dirigidos por astartes traidores, la élite del poder del Caos y por las pesadillas que son capaces de convocar. A sólo unas semanas de la llegada del “Apóstol Negro” a las tropas rebeldes sólo les preocupa mantener sus posiciones en la Factoría, el campamento Mekanike y el Espaciopuerto.
Los Injuriadores: Persiguiendo a los orkos desde el planeta de Mimonón, los Injuriadores llegan a Heveron a bordo de la nave “Misericordia”. Siguiendo las doctrinas de su Primarca Córax han planteado una guerra de guerrillas para debilitar las fuerzas orkas y la amenaza del Caos. Desplegando en tierra un contingente de blindados, cuando estos detectan un objetivo viable atacan apoyados por tropas desplegadas desde Thunderhawks y desaparecen sin dar al enemigo la opción de un contraataque.

EJE TEMPORAL DE LA GUERRA
Antecedentes:
Ø  Llegada de los Orkos a Heveron. Tras superar las defensas orbitales aterrizan varios pecios en los desiertos de la superficie.
Ø  Ante la confusión de la invasión orka, los agentes del Caos infiltrados entre los reclusos organizan una rebelión y en poco tiempo dominan los territorios de la Factoría, la Puerta de Marte y el campamento Mekanike.
Ø  Los orcos desembarcan de sus pecios divididos en partidas de guerra y se expanden por los desiertos y los lagos de ácido.
1ª Jornada de la Campaña:
Ø  Los Injuriadores desembarcan en el planeta para atacar la retaguardia de la horda pielverde y cortar su contacto con los pecios de los desiertos. (Orkos-Injuriadores)
Ø  Una columna de blindados sale del Yelmo en dirección al campamento Mekanike. Los Señores de la Bruma asaltan el campamento en su primer intento de sofocar la rebelión. (Caos – Señores de la Bruma)

2ª Jornada de la Campaña:
Ø  La nave “Apóstol Negro” se acerca al límite del espacio planetario de Heveron e inutiliza las defensas orbitales del norte. Posteriormente comienza un bombardeo orbital sobre el campamento. La columna de blindados de los Señores de la Bruma abandona los combates en Mekanike, no sin antes infringir serias bajas a los rebeldes.
Ø  Los comandantes del Caos creen indefendible la posición de Mekanike que ha sido arrasada desde la órbita y dejan sólo un pequeño contigente entre sus ruinas. El alto mando del Caos se desplaza hacia la Puerta de Marte y el grueso de las tropas se desvía hacia la Factoría para reforzar las defensas frente al inminente ataque orko. (Caos - Orkos)
Ø  Tras la incursión contra los orkos los Injuriadores se desplazan en un largo arco para rodear las posiciones rebeldes de la Factoría. Sin saberlo se acercan a los dominios del Yelmo.
Ø  Desde la fortaleza, para mantener su posición en secreto, contactan con la columna blindada que se retira de Mekanike para que intercepten a los Injuriadores en el puesto de comunicaciones Kappa-Mortis. (Señores de la Bruma - Injuriadores)

3º Jornada de la Campaña:

Ø  Tras interceptar a los Injuriadores en Kappa-Mortis, la columna regresa al Yelmo.
Ø  Tras la confrontación entre Astartes los Injuriadores marcan como límite de sus actuaciones el puesto de telecomunicaciones.
Ø  El combate en los enormes distritos industriales que forman la Factoría continúa en una sangrienta espiral de violencia. Tras sufrir muchas bajas los orkos consiguen establecer una cabeza de puente en el sector este y organizan un campamento en el que instalan unas enormes baterías de cohetes para bombardear la factoría.
Ø  Pictografías aéreas recogidas por los exploradores de los Señores de la Bruma hacen llegar a los marines los planes orkos y demuestran su potencial bélico. Una nueva columna de blindados abandona la fortaleza para atacar el campamento orko de la Factoría. (Señores de la Bruma-Orkos)
Ø  El Apóstol Negro se sitúa en órbita geoestacionaria sobre la Puerta de Marte. El tráfico entre el espaciopuerto y la gigantesca nave es fluido y se empieza el desembarco de tropas del Caos en el planeta.
Ø  Los Injuriadores consideran detener el desembarco como su principal objetivo. Mediante un arduo trabajo de infiltración tratan de rearmar las defensas orbitales del norte para atacar a las tropas del espaciopuerto.
Ø  Tras perder varias unidades en el espaciopuerto las tropas del Caos lanzan un ataque relámpago sobre la defensa orbital ocupada por los Astartes para detener el goteo de bajas. (Caos - Injuriadores)

4ª Jornada de la Campaña:
Ø  La Guerra parece extenderse por toda la superficie del planeta. Los orcos retiran a parte de sus tribus de la Factoría para atravesar los lagos de ácido rumbo a los “llevalejoz” del yacimiento arcatecnológico. Aunque sufren cuantiosas bajas debido a la “Bruma”, los orkos disfrutan mucho del paseo haciendo volar por los aires numerosos lagos de ácido, creando murallas de fuego de cientos de kilómetros de longitud.
Ø  El espectáculo de fuego llevado a cabo por los orcos en la superficie es de tal magnitud que es avistado desde la órbita por el Apóstol Negro. Columnas de Soldados del Caos marchan desde el espaciopuerto hacia el sur-este para contrarrestar los movimientos de los pielesverdes.
Ø  Al ver la superficie de su planeta infestada de una marea de enemigos, los mandos de los Señores de la Bruma celebran un consejo de guerra para conseguir soluciones rápidas a esta invasión. Los Adeptus Mechanicus refugiados en el Yelmo hablan a los Astartes de un artefacto de gran poder con el que se experimenta en las Biocúpulas. Éstas se encuentran en tierra de nadie y se desconoce si los “Carceleros” que quedan allí son leales o no. No pudiendo prescindir de más tropas, el Capitán de los Señores de la Bruma envía diez de los mejores soldados del capítulo en una misión potencialmente suicida para recuperar el artefacto. (Grupos de combate de la 4ª edición o Equipo Mortal de Misiones de Combate: Señores de la Bruma-Guardia Imperial: si los Astartes consiguen cumplir su misión dispondrán de una granada vórtex para la partida final)
Ø  La lucha por la Factoría continua. Lo que empezó siendo una gran batalla se ha tornado un cruento combate urbano en el que cada unidad funciona de modo independiente. Entre las Tropas del Caos, un paladín del Dios Nurgle que lidera a los traidores se ha ganado una terrible reputación entre los orkos. Su nombre es Refestus, y el Señor de la Guerra orko ha prometido una gran recompensa al noble que le entregue la cabeza de ese enemigo. Varias partidas de Komandoz buscan a Refestus para asesinarlo. (Grupos de combate de la 4ª edición o Equipo Mortal de Misiones de Combate: Orkos-Caos: Si los komandoz consiguen asesinar a Refestus, el señor de la guerra orko les “honrará” con un gigante rayo “traktor” con el que atraer meteoritos, contando con la ventaja estratégica “Apiedrazloz” de Apocalipsis Reload para la batalla final )

5ª Jornada de la Campaña:
Ø  Las hordas del Caos se aproximan al Yelmo. Ante la visión de tantos enemigos, los Adeptus Mechanicus acogidos en la fortaleza envían una petición de ayuda a sus hermanos de los yacimientos arcatecnológicos y activan un gigantesco teletransportador mientras se preparan para la defensa.
Ø  Los orcos avanzan por el yacimiento entre los aparatos de teleportación mientras sus mekánikoz investigan su funcionamiento. Debido a la manipulación de la arcanotecnología, todo el yacimiento se pone en funcionamiento. Cuando los orkos se preparan para “probar” los llevalejoz, son emboscados por las fuerzas de los Injuriadores. (Partida en dos mesas interconectadas con los aparatos de teletransportación: Orcos – Injuriadores y Caos – Señores de la Bruma, el bando que obtenga la victoria dispondrá en la batalla final de la ventaja estratégica: redespliegue estratégico para representar su dominio de los aparatos de teleportación).

6ª Jornada de la Campaña:
Ø  La guerra consume Heveron de tal manera que la locura se apodera de cada rincón del planeta. El territorio esta frágilmente repartido y todos los comandantes saben que el destino de Heveron dependerá de una única y gigante batalla final. Ante un desafío de tal magnitud, una alianza entre ambos capítulos intentará salvar el planeta. El Emperador protege... (Apocalipsis: Injuriadores + Señores de la Bruma vs Caos + Orkos)


Cuantos recuerdos…
La campaña fue un éxito, los marines salvaron el planeta por los pelos y apareció uno de los personajes más carismáticos que recuerdo: Germánico Vórtex, Capitán de los Señores de la Bruma, que tras una gran campaña fue aplastado por un meteorito orko. Con mis mejores deseos,
¡FELICES REYES!

4 comentarios:

  1. Jajaja ya te digo...Germanico Vortex...desgraziadamente se detecto un fallo en la semilla genetica de los Señores de Bruma, lo llamaron La Ley de Murphy, jejeje. Aquellos componente s no contaminados se redistribuyeron por otros capitulos. Creo que debo tener imaganes pictograficas de archivo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo molaba el viejo Germánico, sólo nos queda su tumba utiizada como objetivo...
      Sus discípulos aún pueden encontrarse entre algunos injuriadores, lobos espaciales, ultramarines y uno que se pasó al Caos:Que nunca dejen de sacar unos!

      Eliminar
  2. Muchas gracias por el regalo!!! me ha gustado much y estoy pensando adaptarla para nuestros ejércitos, que hace tiempo que hay ganas de una campaña de 40K

    Me encantaría conocer los escenarios y consecuencias de las batallas, ¿podría ser?

    Muchas gracias de nuevo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. De nada. En breve lo maquillo un poquito y pongo en una entrada como hicimos los escenarios y como afectaron a la batalla final y las condiciones de victoria.
      Dadme un poco de tiempo y lo subo.

      Eliminar