jueves, 7 de febrero de 2013

INFORME DE BATALLA: ELDAR vs CAOS



DE FUEGO Y LAVA…
          El vidente Eldrad Nuadthu se desplegó junto con sus fieles guardines con la misión de localizar los monolitos oscuros y forjar un cordón psíquico que anulara su poder disforme. Durante unos pocos microsegundos Nuadthu premonizo el inminente despliegue de los sirvientes del Gran Enemigo: caóticas bestias disformes, maquinas poseídas atormentadamente descomunales, Land Raiders y dreadnoughts se formaban en la mente del pupilo del Eldrad Ultran.
Despliegue de hueso espectral eldar

          Cubriendo el flanco estaban los “Hijos de Tetlis”, Guardianes Implacables famosos por su arrogancia incluso entre los eldar. Para dar comienzo al combate, de entre las brumas apareció la estilizada figura del Señor Espectral “Muerte”. 
Hijos de Tetlis
        Mientras, un falcón aparecía desde las alturas disparando sus armas de luz, pero sin causar ningún efecto sobre la mole dreadnought caotica, los escorpiones asesinos asaltaron desde las sombras a los legionarios Alfa, sembrando la confusión. 
Escorpiones asesinos

            Después del fugaz ataque eldar llegaron nuevas maquinaciones oscuras, vindicator y demonios. Estos últimos asaltaron a los escorpiones recibiendo de su propia medicina. Mientras tanto en el extremo occidental, los guardianes implacables Hijos de Telion  resistían ante la feroz horda de poseídos.
Combate a muerte entre las ruinas
          Las tropas caóticas avanzaban peligrosamente hacia las posiciones eldar, pero la comunicación psíquica de Nuadthu reclamo a la tormenta del cielo, apareciendo motocicletas, vypers y un nuevo falcón por todos los flancos del enemigo. Sin embargo la mayor arma eldar estaba por llegar, la encarnación de un dios, el Dios de la Mano Ensangrentada, rodeado por humo y ceniza. De las runas de su espada la materia hirviente comenzó a retorcerse y contraerse hasta que de ella salió un chorro de lava aullante que destruyó el amenazante rhino del caos. Armaduras aparentemente sin vida emergieron de él guiadas por un despreciable hechicero que. se encomendó a sus dioses oscuros y asaltó junto a sus títeres al Avatar buscando su fin en un largo combate.
La tormenta del cielo
          Una vez los demonios y Legionarios acabaron con los escorpiones asesinos, los seres disformes cayeron bajo el fuego de los cañones shuriken de las vypers mientras un falcon era asaltado por los marines supervivientes y resultaba inmovilizado con graves daños en su armamento. 

            En el otro flanco, de un falcon desembarcaron los dragones llameantes para reducir al land raider a chatarra. Pero de su interior salió el infame señor oscuro que masacró a los descendientes del dragón y que a posterior cargó contra los belicosos Hijos de Telion. Aunque valerosos guerreros especialistas acabaron con los poseídos en un combate feroz pero no pudieron con el descarriado Señor.
Fuuuuu-sión
      Cuando faltaba poco tiempo para que Nuadthu pudiera anular los monolitos demoniacos, el señor espectral cayó bajo la masa metálica viviente del dreadnought y su escolta de guardianes fue aniquilada por exterminadores caóticos teletransportados hasta quedar sólo uno, Fynghen. Las motocicletas fueron reducidas a polvo y la última reserva eldar de guardianes también fue masacrada por los Legionarios Alfa. Fue su brujo Ëzanor, su último superviviente, quien aportó la suficiente energía psíquica a Nuadthu, agotado después de reunir todo su poder para apoyar a los Hijos de Tetlis, Fynghen y Muerte para erradicar a los exterminadores amenazaban el cordón psíquico. 
La muerte de "Muerte"
El combate de Ezanor
 
      El vidente Nuadthu, gracias a Ëzanor, pudo forjar el cordón y ordenó la retirada inmediata. Ya se habían perdido demasiadas e irrecuperables almas eldar. 
¡¡¡ VICTORIA !!!


AGRADECIMIENTOS
            Agradecimientos a Víctor por relatar hoy el informe de batalla y por estrenar ejército nuevo con tanta celeridad. Muy refrescante enfrentarse a los Eldar y a los Tau, nos ha enseñado que hay vida más allá de las servoarmaduras…

VALORACIONES
            Gran partida de los Eldar que se impusieron con claridad en la misión “ataque por el flanco” pese al brutal último turno del Caos, postrero acto de maldad de un animal malherido (y muy mutado).

            Felicitar a Fonso, que diseñó una gran lista temática, muy al estilo Warhammer Valor, y dio otra oportunidad a los poseídos (mi pequeña vana esperanza desde que leí El Prmer Hereje)…

            A título personal, aunque contribuí mucho a la derrota fracasando en dos ocasiones en mi intento de convertir al Avatar en engendro, me encantó jugar con las reglas de los Mil Hijos sólo para poder decir “Todo es Polvo”, grito de guerra que Slaanesh utiliza con distinta acepción y que es infinitamente mejor que “Hierro por dentro, hierro por fuera, si quieres que te lo diga es-pera”.

MINIATURAS DE LA PARTIDA

            Los Hijos de Telion, Vengadores Implacables, que repartieron estopa de lo lindo y se salvaron de todo negando durante toda la partida un punto al Caos. Fueron dignos de la leyenda propia de estos guerreros especialistas.
Exarca de calidad contrastada
 
            Los Legionarios Alfa, que capitaneados por un paladín excelso con la espada de energía, destruyeron a los escorpiones asesinos, un falcon y la última de guardianes y a punto estuvieron de forzar el empate.
Se merece la demonicidad

Suerte con los dados

No hay comentarios:

Publicar un comentario