domingo, 12 de enero de 2014

REGALO DE REYES: LA CONSPIRACIÓN JENSERIC


                     Como el año pasado,  me gusta dejar una de las campañas que jugamos antes de abrir este blog como regalo de Reyes, aunque vaya algo atrasadillo. 

                     Esta fue la última campaña de los Marines del Capítulo Señores de la Bruma antes de su misteriosa desaparición (la leyenda cuenta que estaban gafados) y se enfrentaron a la Guardia Imperial.                                                                    
     
            El planeta Jollow

            Nadie sabe a ciencia cierta porque los astartes del Capítulo de los “Señores de la Bruma” llegaron a Jollow,  pero todos los hombres y mujeres de la guardia imperial se alegraron de ello.

            Jollow es uno de los tantos planetas que los ejércitos de la guardia imperial habían arrebatado a los orkos de Octarius. Poseía una atmósfera cálida y cinco continentes habitables. Hoy en día no es más que un planeta casi desértico azotado por la guerra y plagado de complejos industriales, algunos de ellos convertidos en ruinas.

            Cuando la reconquista del planeta era casi inminente, un destacamento de astartes compuesto por varios capítulos había colaborado en las misiones de exterminio de los continentes del sur.  Cuando cumplieron sus misiones, muchos de los capítulos se dirigieron a otros planetas con zonas de combate más activas, pero los Señores de la Bruma se retiraron a los distritos industriales de las costas occidentales del continente oeste.

            En el momento en el que el Alto Mando comenzó a retirar los regimientos de la guardia imperial de la superficie, los Señores de la Bruma asaltaron varios puestos claves, eliminando a varias compañías y pequeños núcleos de población. Debido a la gran cantidad de datos que la lenta burocracia imperial debía manejar y al hecho de no dejar supervivientes, nadie se percató de la falta de algunas unidades imperiales, que posteriormente se contabilizarían como bajas en combate.

            Con estos movimientos los astartes consiguieron dominar una amplia extensión de las costas occidentales. Y con el perímetro asegurado, más de 100 servidores del capítulo se dedicaron a explorar y rastrear cada complejo industrial centímetro a centímetro.

            Un cabo suelto…
           
            El único fallo del plan de los Señores de la Bruma había sido su excesiva ambición. Con el fin de disponer de la máxima intimidad posible para investigar, los Astartes ampliaron 300 kilómetros más su perímetro de seguridad, y ahí se toparon con el 29º regimiento de Tropas de Choque de Cadia.

            Varias veces condecorado, combinando su potencia de fuego con el valor de sus guardias, el regimiento cadiano flanqueó a los astartes y repelió su ataque. Nunca hasta la fecha los archivos habían registrado un ataque de los señores de la Bruma a bienes o tropas imperiales, por lo que el Coronel Nevenkox, al mando del 29º regimiento, no notificó el enfrentamiento a sus superiores, decidido por sí mismo a averiguar la verdad.

            O bien los Señores de la Bruma habían dado la espalda al Dios Emperador y merecían ser clasificados como capítulo proscrito, o perseguían algo de tanto valor que eran capaces de arriesgar su honor por ello…

            FACCIONES IMPLICADAS:

Señores de la Bruma: Bajo el pretexto de exterminar a los orkos, los marines buscan en Jollow recuperar un arma ancestral de la Gran Cruzada oculta en uno de los complejos fabriles. El motivo para hacerlo de manera subrepticia no es otro que la lucha por el poder dentro del capítulo. En la última batalla de la salvación de su mundo natal, Heveron, el señor del Capítulo Germánico “Vórtex” murió aplastado bajo el peso de un meteorito lanzado por los orkos. El vacío de poder provocó fricciones entre las compañías por poner a su capitán al frente del Capítulo. El consejo de hermanos de batalla no encontró a ningún capitán más dotado que el resto, por lo que se ha acordado una moratoria de 5 años en la cual la compañía que más logros y honor consiga obtendrá para su capitán el título de Señor del Capítulo. La Tercera Compañía, bajo el mando del Capitán Jenseric, ha encontrado la forma de superar a sus rivales. Si fuese capaz de regresar con una Reliquia de la Gran Cruzada, nadie dudaría en su capacidad como Señor del Capítulo, y para conseguirlo sería capaz de acabar con cualquiera que se interponga en su camino.

29º Regimiento Cadiano: Tras responder al primer ataque, el coronel Nevenkox ha planificado toda una campaña por su cuenta para llegar hasta el fondo del asunto. Sospechando una conspiración de los Señores de la Bruma, tratará por todos los medios de superar a sus enemigos y hacerse con aquello tan valioso que persiguen. Pero el coronel Nevenkox no es un estúpido, y sabe que necesitará ayuda para tal propósito.

2º Regimiento de Catachán: Al mando del insigne Coronel “Mano de Hierro” Straken, los guerreros de la jungla ofrecen su ayuda para desenmascarar la conspiración. Los regimientos de Cadia y Catachán confían plenamente el uno en el otro, y saben que únicamente unidos podrán enfrentarse a los Astartes. Mediante una reunión entre ambos coroneles, organizada a espaldas del alto mando, ambos regimientos han solicitado las tareas de retaguardia y han firmado entre ellos un acuerdo en el que compartirán la verdad, el honor y el botín de guerra.



BATALLAS DE LA CAMPAÑA:


Misión 0: VANGUARDIA (Reglamento: Misiones de Combate)
Localización: Línea de defensa Santrebar
            Cuando los marines espaciales pretenden ampliar su perímetro de seguridad, se topan con la resistencia de los cadianos, acuartelados en torno a la línea de defensa Santrebar. La guardia imperial repele la incursión y el Coronel Nevenkox de Cadia se propone averiguar el objetivo de los marines espaciales superando todos sus subterfugios.
            Nota: esta es la primera batalla que jugamos, que sirvió como inspiración para esta campaña narrativa. No es necesario jugarla para disputar la campaña, pero es muy recomendable hacerlo incluyendo la thunderhawk (o un proxy más asequible).

Misión 1: DEFENSA TOTAL (Reglamento: Misiones de Combate)
Localización: Plataforma de aterrizaje de la factoría XII de “Effries Corp.”
            Adentrándose en el territorio del perímetro de seguridad, un destacamento bajo el mando del Coronel Straken compuesto por tropas de Catachán y una sección de blindados Cadiana lanzan un ataque sobre la mayor plataforma de aterrizaje del continente oeste, actualmente en manos de los marines para disponer de una base desde donde movilizar a sus tropas.
Reglas especiales: El bando que consiga vencer en esta batalla dominará el cielo de Jollow, por lo que sus aeronaves podrán dejar caer toneladas de bombas sobre sus enemigos. El vencedor dispondrá de la “Ventaja de Apoyo: Bombardeo Orbital” para la misión 3.

Misión 2: EMBOSCADA (Reglamento: Misiones de Combate)
Localización: “Puente Cassius”. Autopista 23 del Continente Oeste.
            Viendo como el perímetro de seguridad se vuelve cada vez más inestable, el Capitán Jenseric organiza una serie de medidas para detener la ofensiva de la Guardia Imperial. El convoy de tropas que circula por la autopista 23 es emboscado en el cuello de botella que forma un viaducto que recibe el nombre local de “Puente Cassius”.
Reglas especiales: El bando que consiga vencer en esta batalla tendrá en su poder la red de carreteras del continente oeste, lo que favorecerá el desplazamiento de sus tropas y blindados. El vencedor dispondrá de la “Ventaja Táctica: Redespliegue Estratégico” para la Misión 3.

Misión 3: APOCALIPSIS
Localización: “Complejo de Factorías Hyakutaro”
            Tras varios enfrentamientos, los Señores de la Bruma se han desvanecido. Ya no castigan a la Guardia Imperial por cada metro que gana sino que parecen haber desaparecido. Únicamente se registra actividad en el centro neurálgico y base de operaciones de los marines espaciales del Complejo Hyakutaro. En este imponente distrito industrial  los marines están reuniendo al grueso de sus fuerzas. Para los Coroneles Nevenkox y Straken esta agrupación solo puede interpretarse como signo que evidencia que los marines ya tienen lo que vinieron a buscar y ahora piensan abandonar el planeta. Las tropas de la guardia imperial han conseguido reunir suficientes efectivos y maquinaria bélica como para lanzar un ataque masivo que acabe con la amenaza de los Astartes y les permita interceptar cualquier material que traten de sacar del planeta.
Reglas Especiales:
Objetivo Vital: En la zona de despliegue de los marines espaciales, se  desplegará un único objetivo que valdrá 2 puntos representando el objeto que quieren sacar del planeta.
Batalla final: El ganador de este enfrentamiento será el vencedor de la campaña.