jueves, 28 de febrero de 2013

EL RESCATE DE GRELDIN SKALFSEN (II)


Como comenté en la entrada anterior, esta jornada nos dedicamos a recuperar los grupos de combate de la cuarta edición y a jugar una mini campaña narrativa de tres episodios donde los Lobos Espaciales quieren rescatar a un compañero capturado.

Al anochecer, la cuarta jornada de caza dio sus frutos. El rastro no dejaba lugar a dudas, y el grupo de combate observaba el campamento tramando planes subrepticios para liberar a Greldin Skalfsen.

Para conseguir cumplir su objetivo, los Capitanes de los marines espaciales habían seleccionado a un grupo de bravos cazadores grises y feroces lobos cuyo nombre en clave Colmillos de Fenris. 
Kolskeg Faucerroja
Gunnlaug el Wulfen
Bjorkind Hacha de Hielo
Hjarrand, hermano de los lobos
Othur
Audir

Para acaudillar a tan valeroso grupo en tan difícil cometido se eligió a Sigrid Mano de Fuego, un lobo solitario acostumbrado a enfrentarse a enemigos muy superiores en número.
Sigrid Mano de Fuego

Cuando el sol abandonó el cielo de Por´Shas, los Colmillos de Fenris se infiltraron en el campamento.

Valiéndose de su experiencia sortearon a las patrullas y sin mucha dificultad superaron el perímetro asesinando a un grupo de centinelas que montaban guardia.

Una vez en el interior del campamento, la presencia de los sistemas defensivos se hizo más efectiva cuando multitud de balizas láser custodiaban el perímetro. Los Colmillos de Fenris se vieron obligados a esquivar los haces de luz roja y toparon con una patrulla de centinelas. En un brutal fuego cruzado,  perecieron los centinelas  y los dos lobos de Fenris. 

Las sirenas de alarma comenzaron a sonar y las patrullas pusieron cerco a los marines. Acorralados contra el edificio del generador, utilizaron sus escalas y rezones para superar sus muros y escapar de las garras de los sicarios de los Ángeles Oscuros.

Pero cuando la puerta blindada que custodiaba al cautivo estaba al alcance de sus manos, Nathan Heinz, el jefe de los vigilantes, movilizó a sus patrullas de reserva y asaltó a los Colmillos de Fenris. 
El malvado jefe de vigilantes Nathan Heinz

El combate fue brutal cuando más y más vigilantes se sumaron al ataqueen un torbellino de violencia que desencadenó heridas lacerantes, miembros cortados y cuerpos machacados.

Atrapados en inferioridad numérica, sólo la rabia de combate y la marca del Wulfen consiguieron mantener el ritmo de la carnicería hasta que amainó la marea de enemigos. Cuando el combate acabó, sólo dos marines quedaban en pie y más de 30 vigilantes habían muerto.

El prisionero fue liberado y la baliza de salvamento activada. Los cuerpos aún con vida de los marines fueron recuperados de entre los restos de los vigilantes y el metabolismo eugenésicamente mejorado de los astartes permitió que todos los integrantes de los Colmillos del Fenris estuvieran de nuevo operativos. 
Greldin Skalfsen liberado

El Jefe de Batalla Volund Vestein y su jauría acudió a rescatarlos con un transporte rhino, pero la llegada de un capellán de los Ángeles Oscuros y su guardia de honor destruyó el vehículo y acabó con la vida de sus ocupantes. 
Volund Vestein escapando de los restos de su rhino

De nuevo solos ante el peligro, los Colmillos de Fenris se las arreglaron para vengar a sus camaradas matando al capellán y derrotando a los descendientes de la primera legión. 

El rescatado Skalfsen, Gunnlaug el Wulfen y Bjorkind Hacha de Hielo
Aunque sólo tres guerreros volvieron del campamento enemigo de las refinerías Hefesto, las sagas de los eskaldos recordarán a estos héroes. 
Colmillos de Fenris

Nunca se olvidará a los Cazadores Grises ni sus gestas: como Bjorkind Hacha de Hielo decapitó al último de los Ángeles Oscuros, como Hjarrand cayó ante la furia devota del Capellán,  como Gunnlaug el wulfen acabó con más de diez vigilantes y cómo Kolskeg Faucerroja liberó al prisionero. Y sobre todo, como Sigrid Mano de Fuego, el más glorioso de los Lobos Solitarios,  soportó más de doce heridas que habrían matado a un astartes sin que el dolor lo detuviera.


La minicampaña ha sido todo un éxito, hemos disfrutado (y sufrido) un montón viendo a este grupo de combate. Fueron duros a rabiar y causaron estragos entre sus enemigos además de soportar mucho daño (eso sí que fue ¡No hay dolor!). Recomiendo estas reglas a todo aquel que no sea ultracompetitivo y disfrute de las partidas épicas y desequilibradas.
Felicito a los Lobos Espaciales por rescatar con vida a su hermano de batalla y por completar con éxito los 6 objetivos de la mini campaña.

Suerte con los dados

5 comentarios:

  1. Buenisimo!

    Hace mucho que quiero probar estas reglas. A vosotros os han funcionado genial y la partida ha sido envidiable!

    Habeis probado alguna ve las reglas de marines peliculeros?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad es que las reglas de grupos de combate son muy disfrutables.
      Aunque las tengo echadas el ojo, aún no hemos probado las reglas de marines peliculeros.
      Por cierto, que os parecería intervenir en nuestra "muerte tenia un pezio" como estrellas invitadas?
      La mecánica sería que una misión jugada entre Seleuco y Bump tuviera repercusión en el planeta Por´Shas.
      Ya me dirás

      Eliminar
    2. Sería un honor! Estariamos encantados de participar, sobretodo sabiendo los escenarios tan guays que diseñais!

      Os dejo mi email: willielopes@gmail.com

      Eliminar
  2. Como lobo espacial, he disfrutado mucho mas de lo que me esperaba!!
    A pesar de obtener 6 objetivos podrian haber sido 2 perfectamente, quiero decir, que se sufrio mucho para obtenerlos.
    Logan Grimnar se recupera de sus heridas mientras los escaldos relatan las gestas de los Colmillos de Fenris en el rescate de Greldin Skalfsen!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los Lobos han sabido sufrir como astartes y se han ganado con sangre su victoria.
      Bebed a la salud de los Colmillos, los Ángeles Oscuros seguimos aguardando...

      Eliminar