jueves, 13 de junio de 2013

LA MUERTE TENÍA UN PEZIO: RESOLUCIÓN DE LA BATALLA FINAL



Extracto del vocodiario del autoproclamado Psicoseñor de los Océanos de Fuego.

“Rezo a los Dioses Oscuros para pedir su protección ahora que el fuego de artillería resquebraja las paredes de mi búnker.

            Por la tronera puedo ver la línea de blindados que trasporta a los marines espaciales que el Imperio ha enviado para asesinarme.  Dos land raiders rodeados de multitud de razorbacks vomitan humo y rayos láser como corceles infernales que porten malos presagios.
 
Blindados de la alianza multicapitular
            Hago uso de mis poderes mentales para hacer entrar en liza a las reservas de las fuerzas Pegasus y Grendel. A mi orden, surgen por el flanco mis aliados alienígenas  y mis ingenios demoniacos concebidos para sembrar muerte y desorden.
Fuerzas Pegasus y Grendel
Adueñándome de la mente de todos mis esbirros dirijo sus disparos y consigo inmovilizar a ambos Land Raider, condenando a los exterminadores, a la Guardia del Lobo y al propio Grimnar a correr por los desiertos sufriendo los ataques de los devoradores de las arenas. Que se pudran en este planeta infernal.
Land Raiders alcanzados
           Noto como los antiguos espíritus-máquina de los Land Raider, aunque inmovilizados, son unas bestias poderosas en combate. En el reflejo disforme de su aura puedo ver a las tripulaciones que precedieron a estas, puedo ver el fervor en su misión y como adoran a sus tanques. Jarl Ogvai y Heredero de la XIXª resuenan en su sus psiques cuando rugen sus cañones láser para hacer estallar uno de los Leman Russ que protegen mi búnker y mutilar al profanador.

Profanador mutilado por descargas láser
            Aunque sus transportes blindados exploten, aunque sus mejores guerreros perezcan en las arenas, los asesinos no se detienen e invaden mi posición. Debo abandonarla. Ya no es segura. El plan aún puede consumarse…
 
Los Lobos Espaciales alcanzan el búnker
            Salgo del búnker cuando un deslizador gravítico se dispone a rociarlo de promethium. La artillería de la recién llegada Fuerza Jabberwock lo derriba, pero tres asesinos sobreviven al impacto y me obligan a refugiarme en otro de mis leman russ. El piloto me mira sorprendido. Le disparo en la cabeza y tomo los mandos para escapar de esta trampa urdida contra mí.
 
Psicoseñor accediendo al leman russ
            Noto sus almas a través del plastiacero. Dos son jóvenes y arriesgadas, pero la tercera es anciana, fría y calculadora. Un sargento instructor que ha sobrevivido a muchas guerras. Se abalanzan contra el tanque y lo destruyen con explosivos.
Exploradores atacando el blindado con granadas
            Escapo del ataúd de acero que era mi transporte y me decido a enfrentarme a mis verdugos. Ataco sus mentes pero no consigo herirlos. La disformidad me ha fallado, abandonándome en el último momento.
Psicoseñor frente a los exploradores
            Apresto mi báculo psíquico y repaso todos mis movimientos de combate. El sargento instructor me mira con desprecio cuando sus dos subordinados forman en sus flancos. Dioses del Caos, dadme fuerzas…”


Transmisión emitida por el Sargento Explorador Namaan:
            Objetivo cumplido. Repito: objetivo cumplido. El Hereje ha muerto. Baja confirmada. A todos los Astartes: ¡Victoria!
Muerte del Psicoseñor

4 comentarios:

  1. Fantástico!
    Me encanta tu blog y vuestro estilo!! Fue una suerte encontrarlo.

    ResponderEliminar
  2. Un final épico para una campaña épica!!!
    Sois un ejemplo para todos los frikis

    ResponderEliminar
  3. Muchas gracias a ambos!!
    Menuda partida!! en breve pongo las conclusiones de la campaña.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Estupendísima batalla final, vaya buen partido que le sacasteis a este escenario.

    ResponderEliminar