domingo, 6 de mayo de 2012

ASESINOS IMPERIALES

               Uno de los aspectos que más me atrajo de Warhammer 40000 fue su siniestro trasfondo. Su Inquisición, sus guerreros modificados genéticamente, su paradoja entre necesidad-aborrecimiento hacia los psíquicos…y por encima de todos sus agentes del Oficio Asesinorum.
                Desde que llegara a mis manos el Códex Asesinos, me ha encantado coleccionarlos y utilizarlos en mis partidas de 40K y Grupos de Combate, Necromunda y Dark Heresy (donde lo siniestro es la base del juego). Por ahora tengo agentes de tres templos: Vindicare, Eversor y Culexus.
Templo Vindicare: El infame Agente 3/5
Templo Eversor: Homicidas hiperdrogados
Los agentes sin alma...
            
                  Las miniaturas son una pasada y a lo largo de las ediciones las reglas han ido evolucionando (e involucionando) hasta las actuales bestias que recoge el Códex: Caballeros Grises.
                Como dijo el todopoderoso Emperador en la cima del Monte de la Venganza en Thor: “Ningún mundo escapa a mi gobierno; ningún enemigo escapa a mi furia”.
Mi cónclave de asesinos

No hay comentarios:

Publicar un comentario