domingo, 5 de junio de 2016

RECLAMAR EREBOR: CAMPAÑA DE ESDLA (y IV)

HILO ARGUMENTAL

La batalla para matar al rey orco y expulsar a las pérfidas criaturas de Erebor ha hecho realidad la mayor de las pesadillas de Thorin y compañía: Smaug ha despertado.

Temerosos del dragón los enanos han sellado las puertas y se han refugiado en las galerías exteriores. Smaug, ciego de furia, ha salido de la montaña y ha seguido el rastro de los humanos que combatieron  contra orcos y orientales hasta la Ciudad del Lago.

Decidido a dar una lección a los hombres, ha atacado la ciudad con funestas consumaciones hasta que Bardo el Arquero, descendiente de Girion de Valle, lo ha derribado con la flecha negra. El dragón ha muerto.
Con su ciudad asolada, los hombres del lago acaudillados por Bardo y los Elfos de los Bosques que acudieron a socorrerlos se dirigen a Erebor a exigir que los enanos cumplan con lo prometido y subsanen los males que han desatado sobre los humanos. Thorin se niega a acceder a las peticiones y las amenazas de ambas partes parecen conducir a un derramamiento de sangre.

Pero la muerte del dragón ha atraído a otros oportunistas. Los orcos expulsados de Erebor y los huargos que merodean a su alrededor se congregan bajo el mandato de un nuevo y gigantesco caudillo orco para conquistar el tesoro que el dragón guardó durante decenios.

Ante un enemigo común los enanos, hombres y elfos forman una línea de batalla en un valle entre los brazos de la montaña, defendiendo las estribaciones del este el Rey Elfo y su escolta mientras enanos y hombres ocupaban las del sur.

LA BATALLA FINAL
Como podéis ver aquí nos plegamos a la historia del libro y buscamos terminar la campaña con una batalla final otorgando por su victoria 3 puntos, lo que permitiría al bando de la oscuridad arrancar un empate de las avaras manos de los enanos.

Como no disponemos de muchos elfos ni de Beorn, nuestra batalla de los cinco ejércitos la centramos sólo en la acción de hombres y enanos (y un elfo para que conste en acta) y en su defensa de una de las estribaciones.
En el escenario el objetivo es reducir al 25% al rival, es decir que lo que cuenta es causar tantas bajas como se pueda al rival.

EJÉRCITOS PARTICIPANTES
La luz presentó a Thorin (con la tabla de Rey Enano), a los enanos de la compañía, a Legolas como único elfo disponible y a Bardo el Arquero (con la tabla y mini de Faramir) con una compañía de guerreros humanos.
La oscuridad fue más fidedigna y presentó una gran cantidad de orcos y huargos capitaneados por un temible héroe Uruk como Bolgo del Norte y varios capitanes orcos para potenciar a la horda.
LAS NUBES ESTALLAN
Por la garganta que desembocaba hacia el valle una gran hueste de huargos llegaba con un estruendo de aullidos. Tras ellos, compañía tras compañía de orcos y trasgos les seguían entrechocando sus armas y escudos.
Mientras los hombres y enanos están separados...
los orcos se agrupan para un ataque demoledor.
Ni hombres ni enanos esperaban que los orcos se apiñaran en un único y demoledor ataque, con lo que se vieron forzados a marchar para agruparse y poder resistir.
Enanos, elfo y hombres tratan de llegar junto a sus congéneres.
Los huargos estaban ya casi sobre ellos cuando ambos grupos de hombres y enanos empezaban a alcanzar posiciones comunes y formar un frente común.
Los orcos casi están sobre ellos.
Bardo el arquero haciendo honor a su apodo.
Fue entonces cuando los orcos pusieron en marcha su malvado plan. Los huargos buscaron aprovechar su movilidad y apartándose del camino de la infantería flanquear a hombres y enanos para posteriormente realizar un ataque en pinza.
Los huargos tratan de flanquear a los enanos y hombres.
Alertado ante la posibilidad de que su ejército fuera sobrepasado por el flanco Legolas demostró porque Peter Jackson le metió en la película su destreza y con tres certeros disparos (y dos puntos de poder) derribó a tres jinetes mermando notablemente la amenaza de los huargos.
Legolas reduce la amenaza del flanco.
Siguiendo con su plan original, la infantería orca se lanzó a la carga mientras los huargos atacaban por el flanco y orcos solitarios hostigaban a los humanos.
Comienza el derramamiento de sangre
La batalla alcanzó su punto más sangriento. Mientras los arqueros de la Ciudad del Lago probaban su valía acabando con los hostigadores orcos el combate cuerpo a cuerpo se volvía cada vez más sangriento.
Los arqueros del lago acaban con los hostigadores
Enanos y hombres cierran filas contra los orcos

Pero los enanos habían llegado muy lejos para cejar ahora en su empeño. Con una determinación propia del pueblo de Durin fueron imponiéndose a orcos y trasgos hasta reducir su número y superarlos numéricamente. Ante tal revés, los orcos perdieron su coraje y abandonaron Erebor dejando un rastro de cadáveres en su huída.
Superados en número y faltos de valor, los orcos abandonan el combate
HISTORIA DE LA CAMPAÑA
Con el dragón muerto y los orcos derrotados, los enanos recuperan Erebor y Thorin (que se las ha arreglado muy bien en cada escenario) es el legítimo y nuevo Rey bajo la Montaña. Las  profecías se cumplen y ríos de oros manan de nuevo.

Pasarán muchos años hasta que los orcos vuelvan a representar una amenaza. Los enanos cumplen su palabra por la ayuda recibida y firman la paz con los elfos, la Ciudad del Lago es reconstruida y Valle refundada bajo el liderazgo de Bardo Matadragones.
Bardo matadragones y los arqueros de la Ciudad del Lago
CONCLUSIONES DE LA CAMPAÑA
Con la Luz venciendo en cada uno de los cuatro escenarios y sobreviviendo Thorin el final de la campaña se corresponde con un fueron felices y comieron perdices. Victoria del bando de la luz.

Pese a que el Jefe Troll casi les agua la fiesta, gran parte del mérito de la victoria de la fuerza de la luz se lo llevan los guerreros enanos, que son auténticas piedras y reparten un montón. A Toñuco y a mí nos parecen de largo la mejor unidad calidad/precio.
El jefe troll ha demostrado ser una pesadilla para la luz
Además cabe destacar como MVP de la campaña a un inspiradísimo Thorin, que con la tabla de un rey Enano (no la picadora de carne que es en el reglamento de El Hobbit) ha hecho auténticas maravillas.
Thorin Escudo de Roble, Rey bajo la Montaña
Sólo me queda felicitar a Toñuco por ser un adversario divertidísimo hasta en un día tan poco afortunado como el que tuvo. Es un lujo jugar estas campañas contigo titán.
Suerte con los dados

4 comentarios:

  1. Enorme campaña chicos!!! Me ha gustado!! A seguir asi!
    un saludo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te gustara. Nos faltó un orco albino, un oso y unos elfos pero nos comprometemos a jugar una batalla de los 5 ejércitos más fidedigna.
      Muchas gracias por pasarte y comentar.
      un saludo

      Eliminar
    2. Enorme la campaña que os montáis. Animáos algun dia con video informes de batalla ;)
      Un saludo

      Eliminar
    3. Gracias!!! La campaña siempre tiene un plus mayor que el de una partida aislada.
      Para el video-informe (aparte de "tablas")nos falta equipo de calidad. Como mucho llegamos a hacer un comic.
      Un saludo

      Eliminar