lunes, 29 de junio de 2015

EL CORREO DE MORDHEIM: NÚMERO 7

DIARIO DE GUERRA 
Primer triangular
Explorando la ciudad cerca de los templos de Mannann, los Lansquenetes de Altdorf encontraron grandes fragmentos de piedra bruja. No obstante, tal cantidad de riqueza no iba a ser fácil de conseguir, y los malvados Skaven conocidos como las Hediondas Alimañas de Madriguera del Norte aparecieron para disputarse el botín.  
Los Lansquenetes avanzan hacia la piedra bruja...
pero los skaven se adelantan
Valiéndose de su velocidad superior y del talento del Acechante Nocturno K´ries el Infiltrador los Skaven alcanzaron varios fragmentos y se dispusieron a  escapar con ellos. 
El infiltrador trata de regresar con un fragmento
El Celestiarca, hechicero contratado por los mercenarios, utilizó sus poderes para volar por el campo de batalla e intentar atrapar a los skaven, pero fue emboscado por los asesinos.
El Celestiarca es emboscado por los skaven
Cuando las esperanzas se escapaban de los corazones humanos, la destreza con el arco de los soldados de reikland se hizo patente abatiendo a los líderes de los hombres rata y obligando a los skaven a abandonar la lucha (Escenario: A la Búsqueda de la Piedra Bruja – Victoria para Reikland).
Los mercenarios alcanzan a los hombres rata...
que huyen al perder a sus líderes.
Deseosos de buscar venganza y encontrar otro de los tesoros escondidos por el Conde Steinhard, los Sirvientes del Malvado Duque se dispusieron a escudriñar cada edificio cercano a la zona portuaria. El Horror Encapuchado, cuya inteligencia quedó seriamente afectada a causa de sus heridas, demostró que las mentes más limitadas a menudo tienen fortuna y encontró un cofre repleto de gemas.
El horror encapuchado encuentra el tesoro escondido
Pero los Lansquenetes de Altdorf habían escuchado ruidos entre las ruinas y se habían acercado a investigar. Viendo la oportunidad de obtener ganancias se lanzaron al combate.
Los lansquenetes avanzan para apropiarse del cofre.

Desprotegidos ante el repentino aluvión de proyectiles, los no muertos abandonaron el tesoro y escaparon del alcance de las armas de los humanos, dejando atrás el tesoro. (Escenario: Tesoro Escondido – Victoria de Reikland).
Los mercenarios se reparten el botín
Las Hediondas Alimañas de Madriguera del Norte se dispusieron a emboscar a los enviados de Sylvania que se dirigían a saquear un gran depósito de piedra bruja. Los No Muertos avanzaron formando una horda de lobos espectrales, zombis y necrófagos en un flanco mientras que el Malvado Duque y sus devotos sirvientes cruzaban el río alejados de la batalla.
Los skaven acechan a los No Muertos...
pero los deshechos escapan cruzando el puente...
y siguen a su malvado amo.
Al advertir tras maniobra la retaguardia Skaven comenzó a recuperar terreno abriéndose camino entre enemigos antinaturales para evitar que el vampiro y sus sirvientes sobrepasaran sus posiciones.
La retaguardia Skaven se abre camino hacia los prófugos
Cuando la batalla se recrudecía entre no muertos y alimañas los skaven alcanzaron a los prófugos. El despojo conocido como Quasimodus demostró su veteranía al soportar el envite del asalto Skaven en solitario, dando tiempo al Malvado Duque y a Igor Bückel a superar las líneas Skaven.
La batalla se recrudece en un flanco.
Quasimodus detiene a los skaven
Los No Muertos a punto de escapar
Con sólo la necesidad de superar un chequeo de retirada y a escasos 6 centímetros  de hacerse con la Victoria, el valor volvió a fallar  entre los No Muertos (ver off topic) y abandonaron la contienda. (Escenario: No Pasaréis – Victoria para los Skaven).
- ¡Noooo! ¡¡¡Otra vez noooo!!!
Marcador de la campaña: Reikland 13 / No Muertos 2 / Skaven 1.

SUCESOS
El explorador elfo Xiryan Blackhalfmoon condujo por segunda vez a los mercenarios de Reikland hacia un sótano donde se encontraban prisioneros varios hombres y mujeres preparados para un sacrificio, que fueron rescatados por la banda y evitaron su funesto destino. Uno de los hombres liberados se ha unido a los Lansquenetes como doppelsöldner.

La capacidad de buscar piedra bruja de la banda de No Muertos ha producido tal cantidad de fragmentos encontrados que la banda se ha reforzado gracias a un importante aumento de sus ingresos. Además, un maloliente y gigantesco ogro ha sido avistado junto al campamento del Malvado Duque para saldar una vieja deuda de sangre.

Svuol Un Ojo y sus compañeros skaven siguen ejerciendo su sucio trabajo en las calles de Mordheim, apareciendo cadáveres con una daga clavada en la espalda jornada tras jornada.

Sebastian de Reikland,  hoy en día el rey del trueque, ha conseguido intercambiar una lanza de caballería hallada entre las ruinas de una herrería por un trabuco.

NECROLÓGICAS
Ascel, necrófago del Clan de los Roehuesos, abatido por la saeta lanzada por el Capitán Ziebler de Reikland.

Loungit, necrófago del clan de los Roehuesos, abatido por los skavens negros sobre el puente del barrio de Mannann.

Reinhart, doppelsöldner de Reikland, víctima de las nubes de piedras lanzadas por las hondas de las Hediondas alimañas de Madriguera del Norte.

Thanvil el Brujo, de las Hediondas Alimañas de Madriguera del Norte, cosido a flechazos por los tiradores llegados desde Altdorf.

K´ries el Infiltrador, acechante nocturno de los Skaven, alcanzado por varias saetas. Nunca regresará a Madriguera del Norte.

DRAMATIS PERSONAE
Los guerreros alimaña skaven han demostrado ser muy feroces entre las ruinas de Mordheim, tanto sobreponiéndose al miedo como en el uso de la lanza, respondiendo con tres ataques a todo aquel que ose cargarles.
Uno de los peligrosos guerreros alimaña
Quasimodus, despojo al servicio del Malvado Duque, ha demostrado su capacidad de combate esquivando todas las estocadas gracias a su habilidad de echarse a un lado.
Quasimodus la vuelve a liar
Throtvil el babeante, skaven negro de las Hedionda Alimañas, capaz de derribar a cualquier guerrero de la ciudad con su mayal.
Throtvil el babeante
Vesterlunz el Cazarratas, campeón de Reikland, se sobrepone cada día a sus graves heridas y vuelve a la lucha armado con su nuevo trabuco. Además, con la retirada del padre Vernher de los Lansquenetes para dedicarse por entero a su vocación religiosa, uno de sus hermanos menores, llamado Lapzig, ha sido reclutado para luchar por el príncipe de Reikland.
El viejo Vesterlunz lleno de heridas (añadido al roster)
Los hermanos Vesterlunz, una saga de cazarratas
Suerte con los dados

2 comentarios:

  1. Madre mía, en vuestras partidas hay más muertos que en las pelis de Tarantino XDDD

    Y ese cambio del padre Verhnher por un nuevo campeón?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y porque muchos se libran, en 16 partidas sólo ha habido una retirada voluntaria. Nuestras bandas aguantan hasta el final pase lo que pase, no creemos en los especuladores.

      El cambio es por jugabilidad. Llegó un momento en el que el sacerdote no representaba al campeón ni en equipo ni en carácter, y como la mini de plomo no quería ni tocarla, ha tocado sustituir la modelo, que no el campeón en sí. Y no tengo tiempo para otro sacerdote.

      Yo creo que al juego hay que ponérselo fácil, si una compañero ha de preguntarte varias veces si una mini tiene esto o aquello, es posible que debas o cambiar la mini o cambiar su equipo. (CLVCE)

      Un saludo

      Eliminar