domingo, 31 de mayo de 2015

CORREO DE MORDHEIM: NÚMERO 3

Diario de Guerra

Decididos a acabar con las aspiraciones de los enviados por el Conde de Sylvania, los mercenarios de Reikland siguieron a los sirvientes del Malvado Duque Vampírico para acabar con sus lastimosas vidas.

Cuando los deshechos se separaron de sus compañeros No Muertos para buscar fragmentos de piedra bruja, los lansquenetes cayeron sobre ellos. 

Al deshecho conocido como el Horror Encapuchado lo atraparon en la entrada de un sótano y quedó fuera de combate por un disparo de pistola de Vesterlunz el cazarratas. 
El disparo abate al Horror Encapuchado
Al deshecho conocido como Igor Bückel lo encontraron tras un edificio en ruinas y consiguió huir por un tiempo hasta que Edüard Skhol superó por una vez su miedo y lo hirió de gravedad.
Igor Bükler es descubierto...
y trata de huir de los mercenarios.
Pero en ese momento la noche cayó sobre la ciudad siniestra y los cazadores se convirtieron en presas.
Primero fueron los lobos espectrales los que comenzaron la caza, abatiendo al Padre Vernher, burlando la puntería de los tiradores y dando cuenta de ellos. Luego fueron los zombis guiados por el nigromante Helmut Noring quienes abatieron a un espadachín para después herir en la cabeza al recluta Ruphus, que quedó seriamente desequilibrado. Y por último el malvado duque vampírico, que con su impía velocidad abatió al explorador elfo Xiryan.
Los lobos espectrales despachan al Sacerdote Mercenario.
El espadachín derriba al zombi...
pero el nigromante lo resucita y acaba con su vida.
Ruphus es herido de gravedad en la cabeza por el Nigromante
Los arqueros de Reikland no aciertan en sus objetivos.
y son derrotados en combate cuerpo a cuerpo.
el Malvado Duque hiere de gravedad al explorado elfo.
En una situación muy apurada, los mercenarios decidieron vender cara su piel y en una racha de valor y destreza marcial dejaron fuera de combate a dos necrófagos y al propio Duque antes de tener que abandonar la ciudad con múltiples heridos. (Escenario: Ataque Sorpresa- Victoria de los No Muertos)
Los mercenarios se preparan para la lucha final...
pero acaban siendo derrotados.
La violencia siguió adelante cuando varias jornadas más tarde ambas bandas se encontraron de manera fortuita mientras atravesaban las ruinas de la ciudad. Al percatarse de su proximidad, los enviados de Sylvania surgieron de los edificios centrales dispuestos a volver a poner en fuga a los mercenarios de Reikland.  
Los No Muertos surgen desde las ruinas.
Pero los Lansquenetes de Altdorf aprovecharon su formación marcial y avanzaron hombro con hombro mientras los tiradores ocupaban posiciones en las alturas.
Los Mercenarios se protegen unos a otros...
mientras los tiradores ocupan las alturas.
Tras derribar a varios zombies y necrófagos con sus flechas, el combate se resolvió cuerpo a cuerpo. El desequilibrado recluta conocido como Ruphus se dejó llevar por su furia asesina y aullando como un maníaco asaltó y acabó con uno de los lobos espectrales. 
Ruphus, presa de la furia asesina, acaba con un lobo espectral.
Tras perder a sus miembros más peligrosos, los enviados de Sylvania se desvanecieron entre las sombras de la Ciudad Siniestra. (Escenario: Encuentro Casual- Victoria de Reikland)

Marcador total de la campaña: Reikland 4 - No Muertos 2 
Sucesos
Un asesino en serie anda suelto por Mordheim. Se desconoce su identidad, raza o afiliación, pero un tercer cadáver con una daga en la espalda ha sido hallado entre las ruinas. Ni los más poderosos capitanes se sienten seguros, y el vulgo ha bautizado al asesino como “el Cuchillo en la Noche”.

La casa del antiguo flechero del barrio de Stadhaus ha sido saqueada por los lansquenetes, llevándose los últimos arcos y flechas de uno de los mejores artesanos de la antigua Ostermark.

No es fácil ser el jefe de las bandas de Mordheim. Tanto el Capitán Ziebler como el Malvado Duque han debido permanecer en sus campamentos recuperándose de sus graves heridas y permitir que sus bandas penetren en la ciudad sin la ayuda de su liderazgo.

Necrológicas
Flens Krisming, doppelsöldner de Reikland, devorado por un zombi.
Moghir, necrófago de los Roehuesos, una espada le atravesó el corazón.

Dramatis Personae
Konrad Bauer, llegado a Mordheim desde Altdorf, es un renombrado arquero que consiguió herir de gravedad al Malvado Duque y dejarlo fuera de combate. Entre los mercenarios se le conoce como Konrad "Cazavampiros".
Konrad Cazavampiros
Los Deshechos Igor Bückel y Quasimodus, fieles servidores del Malvado Duque de Sylvania, han sido capaces de sobrevivir a heridas y emboscadas mientras recaudan fondos y fragmentos de piedra bruja para su señor.
Igor Bückel
Quasimodus
Bückel es conocido por su joroba y su resistencia a las heridas, además de por su toga que recuerda que fue siervo de algún tipo de monasterio o culto en el pasado.
Chepa, túnica raída y pies y cabeza deformes.
Quasimodus, que viste ropas de comerciante del Imperio, es fácilmente reconocible por su deformado rostro de gesto afable.


Suerte con los dados  

8 comentarios:

  1. Qué informe de batalla tan divertido. Felicidades. Me gustan las transformaciones... Sloth amiiiigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias David!!! En breve prresentamos las bandas completas.
      Estamos enganchadísimos a Mordheim.
      Un saludo

      Eliminar
  2. Me encanta!... Sana envidia, porque tus colegas y tú o lo tenéis que estar pasando pipa, jeje.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te puedo engañar, tengo una enganchada bestial.
      Y como las minis de ambas bandas van quedando guapas y las partidas están resultando reñidas esta siendo una campaña adictiva total. Lo pasamos "teta".
      Un saludo

      Eliminar
  3. Me está encantando la campaña, y sobretodo como la estás contando.

    Sloth quiere a gordiii!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias!!! La estamos gozando.
      Sólo nos falta el supermeneo!!!
      Un saludo

      Eliminar
  4. Sigue asi, este informe tambien me ha gustado mucho, ha habido muchas bajas, se nota que despues de tantas partidas las unidades empiezan a aflojar las fuerzas y sus heridas les pasan facturas. Veremos que pasa en los siguientes informes.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo curiosos es que este capítulo lo recordamos como un momento de "mucha potra", porque tuvimos a mucho más de la mitad de ambas bandas fuera de combate y sólo perdimos a un par de socios...
      Gracias por los ánimos y por suscribirte al correo.
      Un saludo

      Eliminar