jueves, 30 de octubre de 2014

VINIERON PARA ARRASAR (V): LOS ASESINOS DE LA CÁBALA



GRUPOS DE COMBATE: ELDARS OSCUROS vs TIRÁNIDOS
Este es el último escenario que nos falta de jugar antes de la partida final. Decidimos cambiar una partida de necromunda por una de grupos de combate, donde unos asesinos despiadados enviados por la cábala actúan como avanzadilla del ejercito incursor de Commorragh. Jugaremos dos escenarios encadenados: Asesinato (donde no sólo hay que matar alobjetivo, sino también salir del campo de batalla) y Huída (donde el grupo de combate debe cruzar todo el campo de batalla hasta el incursor que han dejado escondido). 

Desde su trono de hueso en la Ciudad Siniestra, la Arconte Dhanika Wounquester ha enviado a los mejores cazadores de la Cábala para acabar con el genestealer-origen identificado por sus hemónculos. Si consiguen destruir al alienígena primigenio de la infestación la vanguardia genestealer quedará sin líder y no causará estragos entre los enemigos de la mente enjambre.
Con el ruido de una tela al rasgarse, el velo de la realidad de la capital planetaria se abre para que los cazadores persigan la mayor de sus presas. Los asesinos han llegado.

MISIÓN 1: ASESINATO
El Alástor Thaubex Cieh, gerifalte de la Corte de la Cábala de los Desalmados, observó como los soldados de la mente enjambre protegían a un genestealer purasangre que se refugiaba en un templo en ruinas erigido por los Mon-Keigh.

Pululaban alrededor de su líder como en una colonia de hormigas las obreras pululan alrededor de su reina. El desprecio por esa idea de servilismo aumentó en él las ganas de matar.

Los Guardianes de la Torre Escarlata y las brujas contratadas como mercenarios acababan de emerger de la telaraña y habían camuflado con pantallas de sombras y feromónicas su incursor, cuyo nombre escrito en runas podría traducirse como Lamento Perpetuo.
El Alástor Cieh junto a los guerreros Nilavaen, Abauk, Rynwea, Dhuel y Theydon
Weitrem Sook con depredador
La Hekatriz Ybile junto a Arore, Nidorewen, Afiradia  y Kliu
Mientras se colocaban su equipo de incursión y sus ensordecedores, el alástor observó sin disimulo a Gwayld. El merodeador ni siquiera pertenecía a la Guardia de la Torre Escarlata ni muchos menos era una bruja. Si lo habían incluido en la misión era para que fuera los ojos de alguien.  Bien – pensó Thaubex Cieh- Los ojos siempre pueden sacarse…
Gwayld, merodeador de la baja Commorragh (casaca roja)
Cuando los primeros termagantes fueron apuñalados por la espalda y el resto de patrullas de vigilantes tiránidos trazaron una ruta demasiado larga, los eldars oscuros activaron sus ensordecedores y valiéndose de la regla veloces asaltaron y degollaron al genestealer-origen. 
La espada venenosa de la Hekatriz Ybile asesina al genestealer
Sumido en la vorágine del combate cuerpo a cuerpo los guerreros de la cábala apenas pudieron ver como la Hekatriz liquidaba a la presa. El eco psíquico de la muerte de su líder provocó que las patrullas cercanas se lanzaran al asalto de los asesinos.
El Alástor Cieh vió caer a varios de sus guerreros abatidos por perforacarnes y entre ellos, en el suelo y herido en el brazo, se encontraba Gwayld. Las hordas de tiránidos se le echaron encima antes que pudiera rematarlo… La próxima vez será…
La horda tiránida clama venganza
Gracias a las granadas defensivas y a la capacidad de pegada de los guanteletes hidra, los eldars oscuros consiguieron despachar a los suficientes tiránidos como para escapar de la capilla llevándose a sus heridos. Sólo una última patrulla consiguió rociarlos de proyectiles antes que el depredador de Weitrem Sook acabara con sus vidas.
La última patrulla hiere a Dhuel...
antes de ser abatida por el depredador.
Cuando el resto de vigilantes llegaba al templo sólo encontraron cadáveres mientras los eldars oscuros se esfumaban entre las ruinas…
Los vigilantes tiránidos sólo encuentran cadáveres...

mientras los eldars oscuros escapan.

MISIÓN 2: HUÍDA
Thaubex Cieh apenas alteró su semblante cuando se percató de que todos sus soldados (incluso el malhadado Gwayld) habían sobrevivido al combate en el templo. Apresurando su marcha hacia el incursor, se lanzó a la carrera para acribillar con proyectiles cristalinos a la primera patrulla de termagantes que se encontraba entre él y el incursor que le devolvería glorioso y triunfante a la Torre Escarlata.
La primera patrulla cae bajo los disparos
Pisoteando los cadáveres enemigos y saltando sobre las trampas antitanque se lanzó al asalto junto a la hekatriz sabedor de su pericia en combate. Cuantas más vidas segaba más lleno de energía se sentía…
El combate junto al búnker se cobra varias bajas
Cuando derrotó al último enemigo, vio caer el cuerpo de Gwayld apuñalado por Nilavaen, uno de sus guerreros. Al parecer no era el único que sospechaba de la presencia del merodeador. Anotando mentalmente la perspicacia de su soldado, su paranoica mente urdió varios planes para asesinarlo y silenciar otra potencial amenaza a su estatus.
Los tiránidos (y el casaca roja) muerden el polvo
Activando sus enmudecedores dirigió a su escuadra entre las ruinas sorteando al resto de patrullas. La mente enjambre lo buscaba y cada vez más y más grandes criaturas los perseguían.
Cuando los vigilantes siguen su rastro...
los eldars oscuros se guarecen tras las ruinas
En el momento en que alcanzaron el incursor y sus motores gravíticos se activaron con un empuje vertical, los asesinos evadieron la vigilancia de las criaturas monstruosas. Rumbo a la Torre Escarlata – ordenó el Alástor Cieh- Es hora de que se reconozcan mis méritos.
A bordo del Lamento Perpetuo, los asesinos de la cábala escapan de los tiránidos
VALORACIÓN
Como siempre que jugamos a grupos de combate, la sensación ha sido muy buena. Ambas partidas las solucioné de manera fácil en parte por la regla veloces y en parte por el uso del equipo para atacantes (casaca roja, apuñalar por la espalda y enmudecedores).

Keny debutaba como vigilante y se encontró con unas patrullas pelín pasotas y la difícil tarea de detener a unos enemigos que le superaban en iniciativa. Pero sobre todo la elección y uso de su equipo de vigilantes y la cera que le di a su líder (otro genestealer) redujeron sus opciones de vistoria.

INFLUENCIA EN LA CAMPAÑA
El bando Eldar Oscuros-Lobos Espaciales obtiene un punto de campaña y se coloca 4-3 por delante de Necrones y Tiránidos.
Además, por asesinar al genestealer purasangre y huir con vida puede alterar la escenografía en la misión final.
Suerte con los dados

No hay comentarios:

Publicar un comentario