jueves, 13 de septiembre de 2012

INFORME DE BATALLA: INJURIADORES vs CABALLEROS GRISES. RELATO Y VALORACIONES



EL MARTILLO DEL DIOS EMPERADOR
         “- Adelante. Formación de batalla delphus. Órdenes: Exterminio.- La voz del Inquisidor Mastein se extendió por la red de telecomunicaciones mientras los blindados de los Caballeros Grises ocupaban la tumba de un olvidado héroe imperial. Siguiendo sus órdenes, una poderosa escuadra de exterminadores se materializó sobre las estructuras metálicas dispuesta a apoyar el avance de los vehículos.
Escuadra Uriel lista para el combate
         Desde el otro lado del campo de batalla, atrincherados en otra superficie industrial, los Injuriadores arrojaron sobre el avance de sus enemigos el fuego pesado de sus mejores armas, pero las ungidas armaduras tácticas dreadnought protegieron a los guerreros inquisitoriales.
Los Injuriadores defienden su punto de extracción

         Para sorpresa del Inquisidor Mastein, un tenaz Capitán y 5 exterminadores rociaron su chimera tras teletransportarse en la retaguardia del ejército. El Inquisidor disponía de muchas armas en su arsenal, así que girando para sintonizar un dial de su transmisor emitió una sola orden: - Clarividence-. Al instante, un agente del templo Callidus atacó a los exterminadores segando la vida de los veteranos. Para acabar con esa amenaza, el propio Mastein desembarcó junto a su séquito de asesinos y silenció para siempre a los exterminadores.
El Inquisidor y sus agentes aniquilan a los exterminadores junto al río

         Los blindados avanzaron bajo el fuego pesado, e incluso detuvieron el inmenso Land Raider con su artillería. Temiendo que su ataque flaqueara, el Inquisidor jugó otras de sus bajas haciendo entrar a la cañonera con el Capitán Alarik y el resto de Caballeros Grises. 
El vuelo rasante de la cañonera destruye al vindicator

           A partir de ahí, su avance fue imparable, acabaron con los blindados enemigos, con escuadras de marines y con la esperanza de los Injuriadores de huir indemnes del planeta.
         Ni  siquiera el derribo de la Cañonera o la pérdida de la agente Clarividence a manos de los exploradores alteraron el devenir de la batalla. Obtener pruebas había costado muchos recursos importantes a la inquisición: un regimiento de la guardia imperial, un agente del templo callidus, hermanos de los caballeros grises y toneladas ingentes de munición. Pero cuando los Injuriadores se retiraron, el Inquisidor recorrió el campo de batalla recogiendo indicios y cautivos para una investigación más exhaustiva sobre el Capítulo Astartes.
Los exploradores atrapan a la Callidus en las ruinas del templo

         Cuando las naves de extracción abandonaron la superficie de Rhanda, los Injuriadores comenzaron los ritos por los caídos. La persecución de la Inquisición les había costado la vida del Capitán Lysander, el Bibliotecario Ekhelor, los veteranos de la Primera Compañía y muchos hermanos más. No obstante, las sagas hablarían de ellos, de sus proezas y sus victorias y su resistencia a la traición de la pérfida Inquisición. Rasgándose las palmas de las manos, los astartes pintaron con sangre en sus rostros las runas de la venganza.”
            Con esta partida ponemos fin a la campaña narrativa de tres escenarios entre las fuerzas de la Inquisición y el capítulo de los Injuriadores. Partida disputada con dos condiciones de victoria: aniquilación (6-3 para la Inquisición) y control de un objetivo (también para los caballeros grises).
La campaña ha sido muy divertida y todas las partidas han sido bastante apretadas. He de felicitar a Víctor por su manejo de las armaduras de exterminador (se salva de todo) y por su potencia antitanque. Y con la victoria de la Inquisición en la última partida concluimos que los marines no pudieron escapar del planeta Rhanda indemnes.
VALORACIONES:
Los Injuriadores: No fue mi mejor partida, no orienté bien mi despliegue inicial ni mis reservas. Sumando eso a mi incapacidad para hacer bajas con mis unidades más potentes me condené a mí mismo a llevar palos toda la partida.
Miniatura de la Partida:
El Hermano Kern con su fiel cañón de plasma

Siendo uno de mis primeras adquisiciones, sigue rindiendo como el primer día. Apenas se quema por sobrecalentamiento y es una pesadilla para la infantería pesada enemiga.
            Los Caballeros Grises: Tuvieron un gran día y jugaron muy bien sus bazas. Su avance fue imparable y neutralizaron todos los intentos de cambiar el rumbo de la partida. El taimado Inquisidor se salió con la suya…
            Miniatura de la Partida:
El Hermano Capitán Alarik en la tumba de un héroe imperial olvidado...
            El capitán Alarik vengó la muerte de su antecesor y limpió su honor con la sangre enemiga. Repartió leña y utilizó muy bien sus poderes. Todo un caballero de leyenda.

No hay comentarios:

Publicar un comentario