miércoles, 12 de junio de 2024

LA SANGRE SE HASHUT (IV): DUELO MONSTRUOSO

“El Arruinador Omhaz, líder de los Cuernos de Hashut enviados desde la Fortaleza del Barranco de Pirulosita, recogió las joyas de jade de uno de los recolectores muertos. Había sido fácil hostigar a la Cábala del Cuervo conduciéndolos hasta la guarida del Fomoroide.

El gigantesco aplastador había salido de su caverna vociferando y lanzando grandes piedras, desconcertando y dispersando a los cabalistas que fueron entonces presa fácil para los Cuernos de Hashut. Rodeados y emboscados, la Cábala del Cuervo huyó arrojando su botín.

La gloria de la batalla y una generosa parte del botín acabó convenciendo al monstruo de unirse a la banda, marchando juntos por territorios enemigos.

Face to face

Las noticias de lo sucedido llegaron a la ciudad subterránea consagrada al Obelisco de Jade, que aún recordaba cuántos problemas les habían dado los seguidores de Hashut.

Por ello, emisarios en nombre del que habla en la piedra cargados de presentes descendieron a las galerías inferiores buscando a una de las esfinges que allí habitaban hasta convencerla para su causa.

Solo era cuestión de tiempo que los caminos de ambas bandas se cruzarán."

Decidimos sacar toda la artillería y enfrentar a ambas bandas con sus aliados monstruosos. Para ello jugamos la misión "cortar la cabeza" pero sustituyendo el objetivo: en vez de matar al líder ganaría quién derribará al monstruo contrario.

Cartas de misión
Obelisco de Jade con Esfinge
Cuernos de Hashut con Fomoroide
INFORME DE BATALLA
El Obelisco de Jade y su recién reclutada Mindstealer Sphiranx acechaban entre las ruinas a los devotos de Hasuth.
La esfinge observa entre las ruinas...
el avance de sus enemigos
Cuando los devotos de Hashut están a su alcance, los guerreros salen en tromba de sus escondites anegando la calle de cuerpos perdidos en el frenesí del combate. Consiguen llegar hasta el fomoroide y propinarle los primeros golpes, hasta que el arruinador Omhaz despacha a los seguidores del Obelisco de Jade.
La calle se llena de combatientes
El desfigurador golpea al fomoroide...
hasta que el arruinador lo despacha
Perdido el ímpetu inicial los seguidores del Obelisco de Jade empiezan a perder terreno hasta ser abatidos en las calles. 
Las calles se cubren con la sangre...
del Obelisco de Jade
Aún hay héroes entre los habitantes de la ciudad subterránea. Uno de los profanadores, esquivando los duros ataques del fomoroide, hiere repetidamente al monstruo.
El profanador no se arruga y hiere al ogro
La esfinge, que hasta ese momento había estado saltando de tejado en tejado se acerca para rematar al fomoroide. El viejo monstruo, herido por la mirada faérica del felino, corre para salvar su vida.
La esfinge cae sobre el fomoroide...
que huye para salvar su vida.
En su afán por cazar a su presa, el monstruo felino corre por las calles y es atrapado por los devotos de Hashut. En un combate cerrado, el arruinador Omhaz hierro de gravedad a la esfinge y se hace con la victoria.
Omhaz Matamonstruos
Resultado: victoria de los Cuernos de Hashut
EPÍLOGO
"Vertiendo icor iridiscente y lanzando un lastimero maullido, la esfinge saltó por encima de los tejados y escapó de los golpes de Omhaz. El Arruinador levantó su arma al firmamento mientras los supervivientes de su banda gritaban: ¡Ma-ta-monstruos, ma-ta-monstruos!
Encontraron al fomoroide recostado contra una pared que su propio peso había derribado. Sangraba profusamente por unas profundas heridas causadas por los picos destrozarrocas y un hedor a pelaje chamuscado emanaba de aquellos lugares donde la mirada faérica de la esfinge se había posado.
Omhaz se acercó al gigante. Al retirar el protector de su único ojo pudo ver en su mirada los ecos de la victoria, el brillo de la codicia y los rescoldos de la venganza.
Juntos, podrían asaltar la ciudad subterránea.

VALORACIÓN
Magnífica y reñidísima partida. La idea de acabar con el monstruo rival nos permitió arriesgar a los guerreros en un combate sin cuartel. Y qué combates fueron esos.
Puedo decir que si en la partida de Mordheim los dados me favorecieron tanto que un único poseído estaba imparable, en esta partida de Warcry he manqueado muchísimo. De hecho la tenía perdida hasta que el fomoroide se contagió y falló sus ataques, permitiendo a mi último profanador gastar un doble y meterle un montón de heridas. Y a puntito estuvo de rematarlo la esfinge. Pero fallé esa tirada. Y ME ENCANTA. Jugaré 100 veces antes una partida que pierda/game en una tirada final que un desfile donde arrase a un rival. Nosotros hemos venido a jugar y a disfrutar de la historia. 
E independientemente de lo dicho felicito a Fonso porque ganó merecidamente por sus propios medios. 
Como siempre he disfrutado mucho de un rival acérrimo, de dos bandas con monstruos impresionantes, de  la escena y de Warcry (que no me canso de recomendar). 
Suerte con los dados

2 comentarios:

  1. El minino ese, me encanta! Vale que quizá no haya hecho mucho durante la partida, pero, es que la mini me mola muchísimo.
    Una pena pena que cayera bajo los palos de unos degenerados por los toros.
    Aún, con todo eso, una divertidísima partida.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El gato quería hacer su jugada y rematar la faena, manqueó con los dados y le dieron cera a tope.
      Es bastante bueno en el juego pero aunque fuera horrible jugaría porque es una de las mejores minis que tengo. Estoy pensando en cambiarle la peana porque esta es muy poco manejable. Veremos.
      Muchas gracias por pasarte y comentar, tenemos la revancha entre monstruos pendientes.
      Un abrazo

      Eliminar